miércoles, 9 de septiembre de 2009

Miles de Años de Adoración al Pene

Si hablamos de unos de los objetos más imprescindible de la vida humana es él cuatro letras. Es que este trozo de carne trasciende todo lo que pueda existir o crear el hombre, es como un dios al cual hay que arrodillarse (y hacer lo que hay que hacer), porque hay que tenerle respeto, no le puedes dar la espalda (auch!), todo el mundo ha hablado de el o lo ha visto, y porque hay que arrodillarse ante el. Esta en todos lados, sobre todo cuando tenemos la mente sucia y pensamos todo el día en..... pene.

Que ponga al pene en un altar no es porque me guste, incluso, no soy muy fan de pene (wakalin sobre todo cuando es follón con alguien ajeno), ni tampoco porque yo soy maricón, sino porque es magnánimo y su competidor más directo, que es la vagina, no se compara, ya que no tiene el mismo fruto que don salchichón.

Para explicar cuan importante es señor pene, es que dare el siguiente ejemplo. Los maricas nunca hablan de la vagina (de hecho no esta en mis conversaciones, ni en mi mente) ni tampoco tendrian un plastica a modo de consolador, pero las lesbianas si lo hacen y en cierto modo, igual utilizan la tula (pene). La mayoría de las parejas de tortilleras que conozco tienen un pene de consolador, es decir, compran tulas plásticas que emulen una de verdad, ya que ninguna de las dos tiene, pero a pesar que son fans de la vagina igual tienen un pene y no esta de demás..... porque tienen vagina y necesitan (las pasivas) sentir el roce.

Los heterosexuales también son parte de esta cultura del pene, porque es raro que los hombres H (heterosexuales) no hablen de sus gónadas y que las mujeres por tan sensitivas que sean le miren "el cuatro letras" al hombre. Yo en mi etapa juvenil de prócer (prócer con espinillas y masturbado) tenia amigos y siempre hablaban de sus tulas, se comparaban los tamaños, los anchos, la “peludes” (estilo peluche o guagua) y hacían masturbaciones grupales. La verdad es que siempre estaban preocupado de eso o que por primera vez sus juveniles gónadas penetraran una virginal florsh, porque sus vidas en ese momento giraban en torno a su pene y al placer que ellos (los penes) les provocaban a sus dueños.

Las mujeres H (heterosexuales), por otro lado, podrían catalogarse como las segundas megalo-fans de penes. Porque nacen para ser penetradas y concebir hijos al mundo por medio de esta gónada. Son criadas para ser parte de este proceso de penetración y para adorar al pene, están arraigadas en la cultura machista del mundo. Sin embargo, naturalmente a las mujeres igual les gusta y son una de las mejores beneficiadas con este trozo de salchicha.

Los primeros súper-megalo-fans a mi parecer son los gays. No existen personas en el mundo más fans del salchichón que los maricas. Creo que son las personas que más miran el bulto de los pantalones varoniles en la calle y piensan en tener uno. Cuando yo era pequeño, sentía que era algo inalcanzable y difícil de conseguir, casi consideraba que algo necesario en mi vida y estuve en la línea de volverme fans, pero cuando ya lo tuve en mis manos, no fue tan así. Claramente la mayoría de los gays lo aman y sueñan con tener uno de color negro, porque el envase es más grande.

Ahora bien, los penes son variados y como los hay negros, también los estan en otro formatos;

Cultural; penes negros (el de los afro-americanos y sus derivaciones negras), los blancos (los de raza blanca, los criollos y otros), los más amarillos (japoneses, coreanos, simpsons entre otros).

Peluquero; penes chascones (demasiados pelo), penes de guagua (penes de hombre con poco pelo), penes depilados, penes rubios (es más mito, porque los rubios no tienen mucho vello púbico rubio), mohicanos, etc.

Tamaño; grandes muy grandes, grandes, gruesos, delgados, largos y delgados, curvos, con glande grande, con fimosis.

Los otros aspectos positivos de los penes son lo práctico que pueden ser. Nunca molestan (al contrario te producen placer), te sirven para orinar parado (una de las mejores cosas que pueden existir en el mundo), abres el cierre y listo, te penetran y tienes disponibles las dos manos para cualquier otra cosa. El pene es un personajes más importantes en nuestra sociedad. Siempre veo en los baños cosas escritas sobre los penes (además de hombres promiscuos que dejan sus numero y mail’s) como… “pico… pal que lo lee”, “póngale nombre al niño” (más varios sinónimos de la palabra pene), “a tu hermana le gusta la tula”, “Sebastián Piñera chipa el pico” , "pico pal que lo leyó", entre otros.

Por lo mismo y por todas sus caracteristicas positivas, no tema de mirarlo a él y disfrute de las bondades que le puede entregar uno de estos penes. Varios consumidores ya se han sentido satisfecho, así que no espera más y adquiera su pene, preguntándole a la personas de al lado suyo (ojalá que sea un hombre o un transexual) si es que puede ayudarle o simplemente compre/arriende uno. Aprovechelo! lo pasará bien.

OJO! se dierón de las muchas veces que escribi PENE en esta entrada?

WARNING: el prócer pasaba todo el día masturbado, porque lograba ver a sus compañeros ducharse en el colegio, solamente por eso.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

don procer te felicito por tu entrada =) de tu pololo y fans numero uno
elchicodelabufandacolorida

Palomis dijo...

Mi querido Procer.

Eso se compra???????
Hace siglo que no veo uno y puedo darle el cuidado suficiente, ni reverenciarlo como se merece.

Totalmente deacuerdo con usted.

Un besote enorme

alvaro dijo...

jjjajaj vaya tema mejor me quedo piola...saludos y suerte en todo...fantasmin alvaro

Kurtteim Guafftum dijo...

Hola me encantó tu blog
te agregaré a mis favoritos :)

espero que me leas, escribo poesía homoerótica
jejejej


el magnanimo caustico

Sex Shop dijo...

Muy buenooooo!!!!!!!!!!!!

Publicar un comentario en la entrada